Biografía

     Jean-Louis Dubut de Laforest nació en Saint-Pardoux (Dordogne) el 24 de julio de 1853. Perteneciente a una de las más viejas familias del Périgord. Realizó sus estudios en los institutos de Périgueux y de Limoges, obteniendo su diploma de licenciado en derecho por la Facultad de Burdeos. Tras haber ocupado, durante tres años, las funciones de consejero de la Prefectura del Oise, abandonó la administración para dedicarse exclusivamente a las letras. Escribió en el periódico Le Fígaro crónicas notables, bajo el pseudónimo de Jean Tolbiac, e ingresó como redactor en el L'Echo de Paris, en el momento de la fundación de ese periódico por Aurélien Scholl. En 1880, en Limoges, se batió a duelo con un oficial del ejército al que hirió, aunque poco ha trascendido este incidente.
     Es un caso curioso de escritor de mucho éxito en su época que se apaga subitamente tras su muerte. Durante el siglo XX fue un auténtico desconocido y ahora, gracias a la facilidad del acceso a la información en Internet, comienza a exhumarse su vida y su obra. Si bien su trabajo literario ha sido conservado en su totalidad, su vida o es un misterio o sencillamente fue anodina y sin interés. Se desconoce su modo de vida, sus relaciones amistosas o sentimentales...etc. Lo poco que sabemos de él se deben a notas dispersas en las hemerotecas de la época y a algunos prefacios de obras donde el propio autor explica aspectos de sus inquietudes literarias. Fue un prolífico novelista de la realidad social parisina de los bajos fondos. Los personajes de sus novelas son proxenetas, prostitutas, ninfómanas... toda una caterva de seres depravados pululan por sus obras. Aunque gozó de gran celebridad en su época, y sus novelas fueron traducidas a varios idiomas, la naturaleza de sus temas le granjeó pocas simpatías entre la sociedad burguesa y bienpensante de la Francia finisecular decimonónica, siendo acusado de pornógrafo y corruptor. En el año 1886, con motivo de la publicación de su novela Le Gaga, fue condenado a dos meses de prisión y 1000 francos de multa por atentado a la moral y a las buenas costumbres. Sin embargo, la crítica actual lo considera un escritor comprometido con las injusticias sociales, sobre todo las padecidas por la mujer, y ven en su obra denuncias que en la época en que fueron escritas se tildaron de "basura literaria".
     Para evitar los escándalos que provocaba su obra y para eludir la implacable mano de una justicia mojigata, Dubut de Laforest revistió su obra con una pátina científica. Así, una recopilación de sus novelas más atrevidas apareció bajo el título genérico de Patología social, con numerosas citas a obras de naturaleza científica, lo que les confiere un valor añadido a los contenidos dramáticos y de ficción de las mismas.
      El 2 de abril de 1902, a las tres de la tarde, Dubut de Laforest se arrojó por la ventana de su vivienda, en un quinto piso de la avenida Trudaine, falleciendo al cabo de algunos minutos. Dejó escrita la siguiente nota: «Voy a intentar matarme, al creerme incapaz de proseguir mi carrera de hombre de letras; desde hace tiempo me obsesiona la idea del suicido y prefiero acabar de una vez». Según sus conocidos, el novelista se sumió en una depresión motivada por la falta del reconocimiento de sus contemporáneos, al que se creía acreedor. Hay otra teoría menos dramática y es que parece ser que el autor venía sufriendo un agotamiento mental acompañado de fuertes e intolerables dolores de cabeza que lo llevaron a tomar tal determinación. Algunos autores son más proclives a aceptar esta segunda hipótesis . Fue enterrado en la esquina nordeste del cementerio de Saint-Pardoux, en el panteón familiar, bajo un sauce llorón. Hoy en día es muy dificil la localización de su tumba en la parte antigua del cementerio.
     En la actualidad es un escritor bastante ignorado pese a las numerosas novelas que escribió y que gozaron del beneplácito del lector de folletín. No obstante comienza a ser reivindicado en los ámbitos universitarios y sus obras parece que comienzan a ver alguna tímida reedición sobre todo en Francia.
     A principios del siglo XX, la editorial española Toribio Taberner publicó la colección de las 37 novelas que componen su monumental serie titulada Los últimos escándalos de París. Hoy en día estos volúmenes son muy difíciles de encontrar. Su obra en francés se encuentra, casi en su totalidad, en la Biblioteca Nacional de Francia y está digitalizada al alcance de cualquier persona.
José M. Ramos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada